Saltar al contenido

Bultos en perros. ¿Qué son? y ¿Cómo se tratan?

  • Perros
bultos en perros

Hace pocos meses Pancho y yo estábamos en el sofá y mientras tanto lo estaba acariciando. Cuando de repente sentí un bulto en su piel. Mi primera reacción fue tocarlo varias veces para ver si no se trataba de otra cosa, lo tocó mi esposo también, y sí era un bulto extraño en la piel de nuestro perro.

Evidentemente se disparó una alarma en los 2, porque lamentablemente siempre pensamos lo negativo primero. A mí me invadió una sensación de miedo de solo pensar que ese bulto en el cuerpo de Pancho podría ser algo malo.

A la mañana siguiente agendamos cita con nuestra veterinario de confianza para que lo vieran y nos dijera de que se trataba.

Luego de que nuestra veterinario chequeara a Pancho, y de hacerle algunos análisis descartó algo malo. Se trata de un Lipoma de grasa completamente benigno. Y que para nuestra tranquilidad solo tenemos que mantenerlo bajo observación, ya que si crece mucho hay que extirparlo porque gracias al lugar donde se encuentra, podría causarle incomodidad para caminar.

¿Qué son los bultos en perros?

Un bulto en la piel de un perro, es una bola que podemos encontrar mientras lo acariciamos o lo bañamos.

Por lo general cuando nos encontramos con este tipo de bolitas en el cuerpo de nuestro perro nos asustamos mucho. Pero debo decir que en la mayoría de los casos son bultos benignos y causados por alguna razón que carece de gravedad.

Tipos de bultos en perros:

Voy a empezar la lista con los lipomas de grasa en perros, ya que es el caso de Pancho y puedo aportar algo mas de información.

  • Lipoma de grasa: Es un tumor benigno de fácil detección, ya que lo podemos palmar muy fácilmente en el cuerpo de nuestro perro, suele desarrollarse dentro del tejido subcutáneo y requiere de un seguimiento. En un principio solo se debe mantener bajo observación, pero si éste crece o incomoda al perro, hay que extirparlo. Este tipo de bulto es de lo mas comunes en los perros.
  • Las Verrugas: También son muy comunes en los perros, sobre todo en los de edad avanzada. Suelen aparecer en su mayoría, en el hocico, párpados del perro, en la cara en general. También se debe hacer seguimiento de ellas.
  • Abcesos: Por lo general son causados por una herida, son como una bolita llena de pus. En ocasiones aparecen por algún cuerpo extraño. El veterinario es quien debe quitarlo, para evitar que la infección se propague. Una vez a Pancho le quitaron uno de su patita porque tenía un trozo de espiga clavado que se le infectó. Todo fue muy sencillo durante la consulta veterinaria y se curó muy rápido.
  • Un bulto después de alguna vacuna: Si después de vacunar a tu perro aparece un bulto, no tienes de que preocuparte es una reacción común de la vacuna. Con el paso de los días desaparecerá de forma natural.
Lipoma en perros

Bultos malignos en perros:

Mastocitoma en perros: Es el tumor cutáneo mas frecuente en los canes. Si no se diagnostica y se trata a tiempo puede extenderse muy fácilmente a otros órganos internos del cuerpo.

Fibrosarcoma: Es el tercer tumor maligno más común en los perros. Suele aparecer en la cavidad oral. Se dice que los más propensos son los perros de razas grandes. Este tumor puede afectar a los perros mas jóvenes de entre 4 y 8 años de edad.

Tumor mamario: Es un tipo de cáncer muy común en las perritas que no han sido esterilizadas. La perra de nuestra familia tuvo este tipo de cáncer, gracias a una detección temprana de la enfermedad, pudieron extirparle el tumor y ahora se encuentra sana al 100%.

Carcinoma de células escamosas cutáneo: Es una neoplasia maligna de las células epiteliales. Este cáncer es más habitual en gatos que en perros. De los tipos de cáncer que padecen los perros este ocupa el lugar número 8, y suele darse mas en perros de avanzada edad.

Esta lectura te puede gustar: “Conoce el nuevo test de ADN para perros preventive”

¿Qué hacer si encontramos un bulto en la piel de nuestro perro?

La prevención es la mejor arma para atacar una posible enfermedad maligna en nuestro perro. Debemos observar y palpar muy seguido a nuestro perro. Es muy fácil, dedicamos mucho tiempo a darle caricias o también puedes aprovechar el momento del baño para explorarlo.

Si llegas a encontrar un bulto extraño en el cuerpo de tu perro. Lo mejor es concertar una cita con tu veterinario de confianza. Allí te dirán los pasos a seguir, lo mas seguro es que tomen una muestra del bulto y le hagan un estudio en el laboratorio para definir que es.

A partir de ahí te dirán que hacer. Como te dije anteriormente en la mayoría de los casos no suele ser grave. Pero como siempre lo mejor es prevenir y acudir al veterinario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.